Peces tatuados, una moda cruel

¡Hola a todos y a todas!

Hoy, por fin, me he decidido a retomar el blog. Y  me gustaría hacerlo hablando de una moda que me resulta tan impactante como despreciable: la de los peces loro tatuados.

Hace unas horas, estaba husmeando en Internet diferentes artículos sobre tatuajes cuando me encontré con una noticia que captó toda mi atención, publicada en la edición online de La Vanguardia el año pasado: Peces tatuados, la última excentricidad entre las mascotas de los chinos.

No, no es una broma. Por lo visto, se trata de una práctica que desde hace un par de años se ha puesto de moda en China, y que consiste en grabar ideogramas y decoraciones variadas en la piel de estos animales empleando una técnica láser. La principal razón, según los comerciantes, radica en los mayores beneficios económicos que se obtienen con ello: en China está muy arraigada la tradición del Feng Shui, un sistema ancestral de estética que emplea la doctrina taoísta para ayudar a mejorar el nivel de vida. Una de las recomendaciones de esta doctrina consiste en colocar canales y estanques en determinados lugares del hogar, con el objetivo de atraer a la buena fortuna. Además, estos animales se identifican con la prosperidad y la fertilidad. Por ello, existe una gran demanda de peces como animal de compañía por parte de la población, que se ve acentuada con el interés que despiertan estos curiosos ejemplares.

PEZ PEZ3peces-tatuados-1_500x332    PEZ4

Los peces suelen decorarse con ideogramas chinos que simbolizan “amor”, “felicidad”, “fortuna” o “longevidad”, con frases de buena suerte como “próspero año nuevo”,  con motivos florales, etc.  Esto que consigue atrapar la curiosidad de los clientes, especialmente de los más supersticiosos, y hacen que se vendan mucho más que los peces normales, a pesar de su elevado precio. Un pez loro sin tatuar cuesta unos 6 dólares, mientras que una pareja de tatuados llega a venderse por 25,8 dólares.

Como era de esperar, pronto ha empezado a surgir una gran polémica y debate en torno al tema, debido a las consecuencias que esta práctica acarrea sobre los animales. Según Efe Kati Loeffler, experta del Fondo Internacional para la Protección de los Animales (IFAW) en China, el proceso de realización de los tatuajes consiste en clavar agujas llenas de tinta en la piel del pez. Ésta es extremadamente sensible, por lo que se produce una respuesta inflamatoria a la tinta y al trauma de la aguja, causando así un intenso dolor que no desaparece hasta que la herida se haya curado. Conociéndose los daños y perjuicios  que entraña, los vendedores se excusan alegando a que no son ellos los que tatúan a los animales, sino que éstos son importados ya así.

En mi opinión, esto es una bestialidad. Creo que se trata de una práctica macabra y no logro entender cómo se puede consentir el sufrimiento de estos animales por simples cuestiones de estética. Adoro el mundo del tatuaje, pero pienso que se trata de una decisión que tiene que tomar cada uno voluntariamente, y en esto no hay cabida para el mundo animal. Llevarlo hasta estos límites me parece, nunca mejor dicho, algo inhumano.

Os dejo el enlace a la noticia de La Vanguardia aquí debajo por si queréis echarle un vistazo más detenidamente:

http://www.lavanguardia.com/internacional/20110315/54127413068/peces-tatuados-la-ultima-excentricidad-entre-las-mascotas-de-los-chinos.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s