La Pinta Tattoo

Hace siglos que no escribo y la verdad es que tengo el blog medio abandonado. Me gustaría poder actualizarlo más a menudo, pero por diversas causas siempre acabo dejándolo y nunca me pongo.

Hoy, me gustaría retomarlo hablándoos de un nuevo estudio de tatuaje y piercing que han abierto en Fuenlabrada (Madrid) hace unos meses, y que me sorprendió muchísimo cuando lo visité la semana pasada: “La Pinta Tattoo”. Se trata ni más ni menos que del antiguo “Caballero Xtrem Tattoo”, pero ha experimentado semejante cambio que ya nada queda del viejo estudio salvo su magnífico tatuador, David Ras.

Para empezar, la decoración de la fachada y del interior del local son totalmente nuevas. Le han dado un rollo marinero muy chulo, y parece un estudio completamente distinto. Y lo que más novedoso me pareció: han ampliado sus servicios. Ya no se dedican solo a la realización de tattoos, sino que ahora también trabajan con el body-piercing y la decoración artística. Además, David Ras ya no es el único tatuador; ahora cuentan también con el trabajo de otros profesionales.

El estudio renovado está claramente luchando por posicionarse como uno de los mejores estudios de tatuajes de la zona sur de Madrid y, si continúa en esta línea de trabajo y profesionalidad, no cabe duda de que sus méritos les serán reconocidos muy pronto.

https://twitter.com/LaPintaTattoo

https://www.facebook.com/LaPintaTattoo?fref=ts

http://lapintatattoo.wordpress.com/

http://www.lapintatattoo.com/

Peces tatuados, una moda cruel

¡Hola a todos y a todas!

Hoy, por fin, me he decidido a retomar el blog. Y  me gustaría hacerlo hablando de una moda que me resulta tan impactante como despreciable: la de los peces loro tatuados.

Hace unas horas, estaba husmeando en Internet diferentes artículos sobre tatuajes cuando me encontré con una noticia que captó toda mi atención, publicada en la edición online de La Vanguardia el año pasado: Peces tatuados, la última excentricidad entre las mascotas de los chinos.

No, no es una broma. Por lo visto, se trata de una práctica que desde hace un par de años se ha puesto de moda en China, y que consiste en grabar ideogramas y decoraciones variadas en la piel de estos animales empleando una técnica láser. La principal razón, según los comerciantes, radica en los mayores beneficios económicos que se obtienen con ello: en China está muy arraigada la tradición del Feng Shui, un sistema ancestral de estética que emplea la doctrina taoísta para ayudar a mejorar el nivel de vida. Una de las recomendaciones de esta doctrina consiste en colocar canales y estanques en determinados lugares del hogar, con el objetivo de atraer a la buena fortuna. Además, estos animales se identifican con la prosperidad y la fertilidad. Por ello, existe una gran demanda de peces como animal de compañía por parte de la población, que se ve acentuada con el interés que despiertan estos curiosos ejemplares.

PEZ PEZ3peces-tatuados-1_500x332    PEZ4

Los peces suelen decorarse con ideogramas chinos que simbolizan “amor”, “felicidad”, “fortuna” o “longevidad”, con frases de buena suerte como “próspero año nuevo”,  con motivos florales, etc.  Esto que consigue atrapar la curiosidad de los clientes, especialmente de los más supersticiosos, y hacen que se vendan mucho más que los peces normales, a pesar de su elevado precio. Un pez loro sin tatuar cuesta unos 6 dólares, mientras que una pareja de tatuados llega a venderse por 25,8 dólares.

Como era de esperar, pronto ha empezado a surgir una gran polémica y debate en torno al tema, debido a las consecuencias que esta práctica acarrea sobre los animales. Según Efe Kati Loeffler, experta del Fondo Internacional para la Protección de los Animales (IFAW) en China, el proceso de realización de los tatuajes consiste en clavar agujas llenas de tinta en la piel del pez. Ésta es extremadamente sensible, por lo que se produce una respuesta inflamatoria a la tinta y al trauma de la aguja, causando así un intenso dolor que no desaparece hasta que la herida se haya curado. Conociéndose los daños y perjuicios  que entraña, los vendedores se excusan alegando a que no son ellos los que tatúan a los animales, sino que éstos son importados ya así.

En mi opinión, esto es una bestialidad. Creo que se trata de una práctica macabra y no logro entender cómo se puede consentir el sufrimiento de estos animales por simples cuestiones de estética. Adoro el mundo del tatuaje, pero pienso que se trata de una decisión que tiene que tomar cada uno voluntariamente, y en esto no hay cabida para el mundo animal. Llevarlo hasta estos límites me parece, nunca mejor dicho, algo inhumano.

Os dejo el enlace a la noticia de La Vanguardia aquí debajo por si queréis echarle un vistazo más detenidamente:

http://www.lavanguardia.com/internacional/20110315/54127413068/peces-tatuados-la-ultima-excentricidad-entre-las-mascotas-de-los-chinos.html

Crónica de mi tatuaje

Hoy, me he propuesto actualizar el blog con una entrada diferente a las habituales. No voy ni a comentar noticias, ni a hablaros de personas interesantes en este mundo, ni a mostrar vídeos de algunos procesos, ni a aportar información sobre ningún tema. Nada por el estilo. Hoy, me gustaría escribir una crónica acerca del proceso de elaboración de mi tatuaje. Muchos no sabéis que tengo uno y los que sí lo sabéis no conocéis del todo su historia, y dado que algunos amigos me han sugerido que mostrara algunas fotos de mi tatuaje, he pensado que ésta es una buena forma de hacerlo.  ¡Así que voy a intentarlo!

Desde que era pequeña, siempre me ha llamado la atención el mundo de los tatuajes. Con apenas 12 años ya tenía pensado que cuando fuera mayor llevaría varios diseños y me tatuaría en la piel cada acontecimiento de mi vida que fuese realmente importante. Pero se trataba de simples ideas e ilusiones que, por aquel entonces, no iban a ninguna parte. A medida que fui creciendo mis ganas de realizarme un tattoo fueron aumentando, pero seguía siendo menor de edad y necesitaba el consentimiento de mi madre para hacerme uno, lo cual era bastante difícil de conseguir.

Sin embargo, en febrero del año 2010 me encontré con la excusa perfecta que llevaba tiempo buscando: tuve que ser operada de apendicitis. 😦

Muchos os preguntaréis qué tiene esto que ver con una excusa para realizarse un tatuaje. Es muy sencillo: tras la operación, tuve algunas complicaciones para que la herida acabara de curarse y cicatrizar, ya que se me saltaron los puntos en varias ocasiones y la herida nunca acababa de cerrarse. El resultado de todo esto fue que se me quedó una cicatriz bastante fea y con mucho relieve (aunque en la foto no se aprecie bien).

No estaba nada contenta con ella y me disgustaba muchísimo que se me tuviera que ver en bikini y esas cosas, ya que me parecía realmente antiestética y quería cubrirla como fuera. Es entonces cuando encontré la solución a mis dos problemas: me estuve informando sobre si se podían realizar tatuajes sobre cicatrices y, cuando descubrí que sí era posible, le pedí permiso a mi madre para hacerme uno encima de ella. Y por lo visto, vio tal mezcla de desesperación y deseo en mí, que aceptó. Sin más. Por fin, había conseguido que mi madre me dejase hacerme un tatuaje.

Estuve varios meses dándole muchas vueltas al tema, pensando bien en qué tatuarme y tratando de encontrar un motivo del que no fuera a arrepentirme nunca. Tenía que ser algo que significara mucho para mí, pero a la vez que pudiese quedar bonito al plasmarlo en la piel. Entonces lo tuve claro: quería tatuarme un fénix. Me encantaban los diseños que veía por Internet y me sentía especialmente atraída por su simbología. Más allá de la faceta por la que generalmente se conoce a esta criatura (el ave que nunca muere porque siempre resurge de sus cenizas), llevarlo tatuado en la piel está considerado en la tradición china como un amuleto, como un símbolo de buen augurio. El fénix es uno de los cuatro espíritus de la leyenda china, considerado como esencia del fuego. Es un ser que renace del fuego, de sus cenizas, perfeccionándose a sí mismo en cada nuevo nacimiento. Tradicionalmente, se hablaba de que los fénix tenían todas sus plumas decoradas con líneas, y según la situación de éstas, tenían un significado u otro: las rayas de la cabeza significan virtud, las de las alas expresan el rito, las traseras representan justicia, las delanteras simbolizan la humanidad y las del vientre, la fiabilidad. Con ello, se pretendía mostrar que el cuerpo del ave simbolizaba las cinco moralidades del ser humano.

Una vez que tuve bien clara esta idea, pensé que también quería que mi tatuaje fuese original. No quería que nadie más pudiese llevarlo, así que me dediqué a buscar diseños de aves fénix en Internet y creé el mio propio con una mezcla de varios. 🙂

Ya tenía todo pensado y el siguiente y último paso era buscar un estudio donde realizarme el tatuaje. Había escuchado hablar bastante bien del local “Duende Tattoo” de Getafe, así que fui a preguntar allí. Me gustó la impresión que me transmitió el sitio y me dieron muchas facilidades para plasmar mi diseño en la piel, así que decidí que aquel podría ser el lugar indicado. Pedí cita con ellos y, por fin, en junio del 2011, me hice mi primer tatuaje. 🙂

  

Quedé muy contenta con el resultado. Me gustaba el diseño, el tatuaje estaba bien realizado y quedaba bien en mi piel. Sin embargo, con el paso de los meses, le encontré un problema: su tamaño.

Cuando mi madre me dio consentimiento para hacérmelo, lo único que me pidió fue que no me hiciera algo demasiado grande. Así que ajusté mi idea a su petición y limité el tamaño del diseño a 13 cm. De cerca y con la piel estirada quedaba bien, pero desde lejos se veía más bien como una mancha negra y era difícil averiguar qué era aquello. Todo el mundo me preguntaba que qué era, lo cual es una señal de que algo no iba bien. Traté de conformarme con ello, pero cada vez me molestaba más que no se reconociera que se trataba de un fénix tribal. Y un buen día, decidí que quería acabar con esa situación. Mi tatuaje necesitaba un cambio, un gran cambio.

Empecé a barajar la opción de cubrírmelo con otro diseño (hacerme un cover), pero la idea no me convencía ya que realmente no quería que se perdiera ese significado que para mi encierra este ave. Un amigo me habló de un estudio que conocía en el que trabajaban muy bien (Caballero Xtrem, en Fuenlabrada) y fui allí a consultarle mi problema al tatuador, David Ras. Me estuvo aconsejando y dando su opinión acerca del tema, y entre los dos decidimos que la mejor opción era realizar otro tatuaje mayor que rodeara a éste, integrándose con él pero a la vez desviando su atención. ¿Y qué mejor que realizarme otro ave fénix, con unas dimensiones “importantes”? Me gustaban estos diseños y así no perdería de ningún modo el valor que tendría para mí. Así que me puse en sus manos. Me fiaba plenamente de él y le di prácticamente total libertad a la hora de diseñar el dibujo. Cuando lo tuvo terminado me lo enseñó y me encantó nada más verlo, así que ya podíamos ponernos manos a la obra.

Esta vez, debido a las dimensiones y la mayor complejidad del tatuaje, necesité varias sesiones hasta haberlo terminado. Estuvimos trabajando en el tatuaje desde Diciembre del 2011 hasta Marzo del 2012. Os dejo aquí unas fotos del proceso:

  

Como veis, la primera sesión consistió en trazar la línea del diseño. Parece poca cosa, pero es una de las partes más complicadas, ya que es la base sobre la que después se realizará el resto del trabajo. ¡Tardamos unas 4 horas y media!

En la segunda sesión se tatuaron todas las sombras del dibujo y algunos detalles añadidos en las colas del fénix, además de algunas plumas. En la foto se ve la zona muy enrojecida debido a que fue tomada nada más acabar la sesión, pero al curarse quedó en tonos grisáceos.

Y finalmente, entre la tercera y la cuarta sesión, se dio color al tatuaje y se realizaron todos los detalles finales, dándolo así por terminado. Éste es el resultado:

  

Actualmente, estoy muy satisfecha con mi tatuaje. Por fin conseguí hacerme lo que yo realmente quería y como quería, sin limitaciones de tamaño ni de ningún tipo. Contar con la ayuda de David a la hora de decidir qué solución dar y su profesionalidad durante todo el proceso de realización ha sido fantástico, y recomendaría visitar su estudio a todo aquel que esté planteándose realizarse algún diseño.

Ahora estoy segura de que no voy a encontrarle más inconvenientes al tatuaje y deseosa de poder lucirlo este verano como se merece. 😉

Tatuajes médicos

A contrario de lo que generalmente se piensa, no todos los tatuajes tienen solo una voluntad estética: es, por ejemplo, el caso de los llamados “tatuajes médicos”.

¿En qué consisten estos tatuajes?

Se trata de una medida preventiva, consistente en tatuarse en el cuerpo palabras clave que avisan a los servicios de emergencia de circunstancias médicas personales o de que se padecen ciertas patologías. Tienen por función asegurar que los sanitarios estén debidamente informados de los tratamiento inadecuados que pueden resultar mortales para algunas personas.

Este tipo de tatuajes sustituye a las cadenas o pulseras que algunos enfermos utilizan con este fin, ya que a diferencia de éstos, con los tatuajes no se corre el riesgo de que en caso de accidente se puedan romper o perder. Por ejemplo, cada vez son más las personas que se tatúan que son diabéticos, que padecen hemofilia o que sufren alergia a la penicilina, a la aspirina o al látex. Otros tatuajes son más polémicos: es el caso del patólogo Ed Friedlander, que se ha tatuado en el centro del pecho la frase “No RCP”, en referencia al deseo de que no le practiquen la reanimación cardiopulmonar básica si su corazón se para en algún momento.

Según explica el portal en castellano de la cadena británica BBC, este tipo de tatuajes suelen ir acompañados de otros adornos, como los populares motivos tribales.

Cada vez están mas de moda en Estados Unidos y poco a poco se espera que vayan expandiéndose por el resto del mundo. Sin embargo, aún presentan ciertos problemas, como por ejemplo el hecho de que cada paciente lleve el tatuaje en una zona distinta del cuerpo. Por ello mismo, recientemente el endocrinólogo Aldasouqui ha propuesto que, si al final consigue extenderse esta tendencia, se establezcan unos patrones sobre el lugar donde ubicar los tatuajes para que los médicos puedan localizarlos fácilmente.

De récords va la cosa

El otro día, haciendo limpieza de libros en mi cuarto, encontré el libro Guinness de los Récords del año 2005. Me puse a echarle un vistazo y leí bastantes récords relacionados con el body piercing y los tatuajes, todos de ese año. Entonces me entró curiosidad por comprobar si esos récords seguían perteneciendo a aquellas personas o habían sido superados por otras, si habían aparecido nuevos récords que tuvieran que ver con el tema, etc.

Estuve buscando información en la web oficial de Guinness World Records (http://www.guinnessworldrecords.com/), así que os dejo aquí una lista de los que más me llamaron la atención:

  • El hombre con más piercings: 

John Lynch (Reino Unido) posee el record mundial Guinness de ser el hombre con más piercings del mundo. Este antiguo director de banco luce 241 piercings, de los cuales 151 están repartidos entre la cabeza y el cuello.

  • La mujer con más piercings:

El récord pertenece a Elaine Davidson, también de Reino Unido, quien supera considerablemente en número de perforaciones a John Lynch. Desde la primera vez que se hizo un piercing (en enero de 1997), ha sido perforada un total de 4.225 veces hasta el 8 de junio de 2006. Esta ex-propietaria de un restaurante está constantemente agregando y reemplazando sus joyas, sobre todo en la cara. Realza su look exótico con tatuajes y maquillaje de colores brillantes, y a menudo lleva plumas, extensiones, rastas y cintas de colores en el pelo.

  • Más número de personas perforadas en una hora por una sola profesional:

El mayor número de personas perforadas en una hora por una sola profesional es de 64. Fue conseguido por Rhonda Polley (Australia) en el Studio Body Piercing Placer, en Melbourne, Australia, el 18 de septiembre de 2010. Realizó todas las perforaciones a mano, sin utilizar un dispositivo de perforación mecánica, e introdujo joyas de titanio en cada una de ellas. Por supuesto, el equipo empleado para cada persona había sido esterilizado. El tiempo fue controlado por el Presidente del Geelong Little Athletics Centre, con un dispositivo de tiempo Seiko.

  • Más tatuajes realizados en 8 horas por un solo artista:

El mayor número de tatuajes realizados en 8 horas por un solo artista es de 331. Fue alcanzado porJohn McManus (EE.UU.)  en el estudiol Joker’S Tattoo, en Louisiana, EE.UU., el 31 de octubre de 2008.

  • Más tatuajes realizados en 24 horas por un solo artista:

A 2 de Noviembre de 2008, este récord pertenecía también a John McManus, quien realizó 775 tatuajes de estrellas. Sin embargo, el 16 de Noviembre de ese mismo año, Hollis Cantrell (Phoenix, Arizona) rompió el récord anterior realizando 801 tatuajes. Todos ellos siguieron un patrón de ‘AZ’ y fueron decorados en negro y con múltiples matices de tonos de grises. Al parecer, Cantrell es el hombre a batir actualmente. ¿Habrá otro artista del tatuaje que sea capaz de aceptar el reto, coger la tinta y lograr una hazaña mayor?

  • La persona más tatuada:

Este récord pertenece a Lucky Diamond Rich, un australiano entusiasta del mundo del tatuaje, que tiene  cubierto todo su cuerpo con tinta, literalmente. Él mismo se declara un “friki” de los tatuajes y está encantado de haber cubierto cada centímetro de su piel con uno.  En total, lleva pasadas más de 1.000 horas de sesiones con cientos de tatuadores. Comenzó tatuándose una colección de diseños de todo el mundo, muy colorida, por todo el cuerpo. Pero no contento con parar ahí, Lucky optó por un 100% de cobertura de tinta negra, incluyendo los párpados, la delicada piel entre los dedos de los pies, los oídos e incluso las encías. Ahora mismo luce dibujos blancos en la parte superior de los diseños negros, y diseños de color en la parte superior de los dibujos blancos.

   

Tatuajes fluorescentes

Este nuevo estilo de tatuajes comenzó a surgir hace apenas unos años. Se trata de tatuajes que son realizados con un tipo de tinta ultravioleta especial, provocando así que éstos se realcen bajo la luz negra. La tinta ultravioleta no hace que los tatuajes brillen en la oscuridad, sino que, bajo las condiciones de esa luz, éstos brillen como si fueran flúor.

Este tipo de tinta puede resultar prácticamente invisible con la luz natural y permite que otras tintas de colores vayan debajo, por lo que durante el día puede lucirse un diseño de tatuaje normal.

La técnica de realización del tatuaje es la misma que la empleada en los tatuajes convencionales. La única diferencia es que algunos tatuadores se acompañan de una lámpara de la citada luz negra como ayuda para ir trazando el dibujo con mayor claridad, ya que sin ella sólo se aprecian pequeñas cicatrices, producto de los cortes en la piel.

En cuanto a los peligros que conllevan este tipo de tatuajes, podemos encontrar opiniones muy diversas. La industria del tatuaje parece estar dividida en cuanto al tema. En un principio, si el tatuaje se realiza utilizando la tinta apropiada para ello, no debería existir ningún tipo de complicación extraña. El problema reside en que muchas de las tintas empleadas pueden causar reacciones cutáneas y picazón, dependiendo de los igredientes que contengan, llegando incluso a provocar dermatitis, alergias y cáncer, si no son de calidad. Los que están a favor de estos tatuajes sostienen que son legales en varios lugares, por lo que no pueden comportar grandes peligros. Pero este mismo argumento es utilizado al revés por lo que están en contra de estos diseños, quienes razonan que si es legal en unos lugares, es porque en otros se ilegalizan debido a su peligrosidad.

Realmente, este debate esconde opiniones y razones poco argumentadas y carentes de sentido, ya que debido a la inseguridad existente en torno al tema, son pocos los lugares donde se pueden realizar este tipo de obras y no se han dado numerosos casos de complicaciones posteriores graves. Quienes se encuentran a favor de estos tatuajes defienden firmemente su opinión: como con todo, depende de dónde decidas hacértelo. Si la realización del mismo se lleva a cabo en un lugar de confianza, los riesgos no deberían de ser mayores a los existentes con cualquier otra tinta.

Os dejo a continuación una galería con unas cuantas fotos de estos diseños y algunos vídeos donde podéis apreciarlos mejor. 🙂

                                                                         


Para los arrepentidos… ¡No desesperéis!

El fenómeno de expansión del tatuaje que se viene dando desde la década de los 90 no es algo que nos pille por sorpresa. Cada vez son más las personas que deciden decorar sus cuerpos con variados diseños para lucir durante toda la vida. Pero lamentablemente, no todo el que se tatúa parece reflexionar sobre esta condición antes de decidirse y cada vez son más los arrepentidos que luchan por acabar con sus tatuajes. Sin embargo, no es tarea fácil.

El proceso de eliminación  es largo, costoso y especialmente complicado, y no siempre es posible conseguir excelentes resultados. Actualmente, uno de los métodos más indicados y conocido por su eficacia es el  Láser de Neodimio –Yag Q-Switched; aunque existen otros, como el láser de rubí y el de alejandrita Q-Switched. La calidad del resultado con cualquiera de ellos va a depender de varios factores, tales como el color del tatuaje, la zona del cuerpo en la que esté localizado, la densidad y el tipo de pigmento utilizado, la antigüedad y la realización de algunos tipos de tratamientos previos.

El Láser de Neodimio-Yag Q-Switched emite una luz cuya energía es absorbida por el pigmento sin dañar la epidermis. Esta energía lumínica se convierte en calor en fracciones de segundo, y este rápido aumento de la temperatura provoca una fragmentación de las moléculas de tinta, que digeridas por una células denominadas macrófagos, son dispersadas haciendo desaparecer el tatuaje.

Dependiendo del tamaño del diseño, cada sesión tiende a durar entre 15 y 30 minutos; y en función del color y de  la cantidad de tinta, suelen necesitarse de 2 a 4 sesiones, con un período de separación de unos 50 días entre una y otra. En cuanto al dolor, normalmente no se precisa de anestesia local infiltrativa: suele bastar con una crema anestésica tipo EMLA. Inmediatamente después de la exposición a la luz láser, la piel comienza a adquirir una tonalidad blanquecina e inflamada que en pocos minutos se transformará en un tono rojizo o púrpura (que desaparece a los 30- 60 minutos). Al cabo de aproximadamente una semana, aparecen costras que se van cayendo poco a poco durante unos 10 días, hasta que empieza a observarse un aclarado de la densidad del tatuaje.

Respecto al tema del precio, si comparamos lo que costó la realización de un tatuaje con lo que costaría su eliminación, el coste es caro: la banda de precios oscila entre 400 y 1500 euros por sesión, dependiendo del número de sesiones requeridas, del color, de la profundidad del pigmento y, fundamentalmente, del tamaño.

¿Cuál es entonces el candidato ideal para la eliminación de un tatuaje?

– Un paciente cuyo tatuaje sea de color negro o azul oscuro y que haya sido realizado por un profesional.

– Que esté sano físicamente y psicológicamente estable.

– Que no sea fumador.

– Que cicatrice bien sin tendencia a la formacion de cicatrices queloideas.

– Que no presente enfermedades dermatológicas del tipo “Lupus”.

– Que no haya tomado Retinoides en los 18 meses previos al tratamiento.

Vídeos del procedimiento:

Os dejo aquí algunos vídeos que he encontrado en YouTube sobre el procedimiento de eliminación.

“Apariencia conseguida”

Seguro que alguna vez habéis visto aparecer en televisión o en Internet a personas que han llevado sus modificaciones corporales al extremo: aquellos que cubren con tatuajes cada rincón de su piel, que lucen piercings por doquier, grandes dilataciones, implantes intradérmicos, y un largo etc.

Normalmente, las reacciones al ver a estos individuos siguen siempre la línea de “¡ya hay que estar colgado!”, “Qué valor…”, “Menudo destrozo” y “¡Qué locura!”. Pero más allá de ese aparente derroche de locura y falta de juicio, ¿sabemos realmente qué es lo que pretenden conseguir esas personas? ¿Alguien se ha parado a pensar en qué es lo que quieren mostrar?

En la mayoría de estos casos, se trata de personas que, conformes o no con su actual apariencia, tienen deseos de cambiar su aspecto y asemejarse todo lo posible a otros sujetos. Pero, obviamente, no podía tratarse de algo tan simple como simular el aspecto de otros humanos; eso sería demasiado fácil y no se lograrían grandes cambios. Lo que de verdad buscan muchas de estas personas es tomar la apariencia física de otros seres; muy comúnmente, de animales.

A continuación, os dejo una pequeña muestra de algunos de los personajes más conocidos en este campo, tanto por sus modificaciones extremas como por haber conseguido unos resultados más logrados.

  • Erik Sprague, “el hombre lagarto”:

Erik Sprague, conocido mundialmente como “Lizardman” (el hombre lagarto), nació el 12 de junio de 1972. Se graduó en la licenciatura en Artes en filosofía del Hartwick College en Oneonta, Nueva York. Sin embargo, ese tipo de vida no estaba hecho para Erik…

Él siempre afirmó sentirse como un auténtico reptil: un ser de espalda dura, en forma de saurio terrenal, de temperatura variable y que camina rozando la tierra con el vientre. No contento con su trayectoria profesional hasta ese momento, decidió que quería vivir del espéctaculo. Él quería ser como esos “showman” que salen en todas las cadenas de televisión y por los que todos los programas se pelean por invitar. Y qué mejor manera de conseguirlo que tomando el aspecto de un lagarto, su animal favorito.

Se introdujo en un proceso de transformación que duró años y aún hoy sigue tratando de mejorar. Entre las muchas modificaciones que se ha realizado hasta el momento, destacan las siguientes:

– Erik afiló sus dientes para darles un aspecto más feroz y les dio un toque más amarillento para resaltar su similitud a los de los reptiles.

– Tatuó casi completamente su cuerpo con escamas de color verde, azul, amarillo y blanco, incluyendo los labios.

– Cortó su lengua en dos para conseguir un aspecto bífido similarl al de los reptiles, aprendiendo después a realizar diferentes movimiento con ella. Fue una de las primeras personas del mundo en llevar a cabo esta práctica.

– Agregó protesis a modode cejas protuberantes sobre sus ojos, introduciéndose cinco bolas bajo la piel.

– Agujereó sus orejas para realizar levantamientos de objetos con ellas en sus espectáculos.

En sus shows, además de entretener a la audiencia mostrando sus modificaciones, realiza diversos actos circenses propios de un faquir, tales como: escupir fuego, introducirse clavos y tijeras por la nariz, realizar suspensiones con ganchos, tumbarse sobre camas de clavos y comerse insectos para demostrar que es un “verdadero” lagarto.

  • Dennis Avner, “el hombre gato”:

Dennis Avner, nacido el 17 de agosto de 1958, es mundialmente conocido como “Stalking cat” (el hombre gato). Como se puede observar en las fotografías, Avner ha hecho considerables cambios en su apariencia física con tal de asemejarse a un felino. Sus padres eran de herencia Hurony Lakota, estados en los que alterarse a sí mismos para parecerse al propio tótem de cada uno es una antigua tradición de Huron. Un día, tras una fuerte discusión que mantuvo con su jefe Indio cuando trabajaba en la Marina, decidió comenzar sus modificaciones debido a la insistencia de éste por que Avner siguiera “el camino del tigre”. Además, él es dueño de muchos gatos y afirma que su relación con ellos es muy cercana. Algunas de las modificaciones que ha llevado a cabo hasta el momento son:

– Tatuaje extensivo simulando las rayas de un tigre, incluyendo tatuaje facial.

– Modificación de la línea de crecimiento del pelo.

– Implantes faciales intradérmicos que permiten el uso de bigotes y cambiar el tipo de ceja y frente.

– Afilado y esmerilado de dientes.

– Orejas punteadas hacia abajo, logradas mediante intervenciones de cirugía plástica.

– Inyección de silicona en labios, mejilla, papada y otras zonas de su rostro.

Al igual que el hombre lagarto, Avnes se dedica al mundo del espectáculo y ha logrado un estatus de celebridad local en Estados Unidos, aunque continúa trabajando como programador de ordenadores. Actualmente, está planeando adherir de manera permanente cuero animal a su piel para así dar una mayor autenticidad a su apariencia.

  • María José Cristerna, “la mujer vampiro”:


Licenciada en derecho y madre de cuatro hijos, su nombre es María José Cristerna, bautizada como la “Mujer Vampiro” de México. La historia de María José gira en torno al maltrato doméstico.

Cristerna asegura haber pasado por una etapa muy difícil tras la separación de sus padres cuando era joven, lo que la llevó a refugiarse en el mundo de los tatuajes. Fue en ese tiempo cuando conoció al padre de sus cuatro hijos, con quien se casó a los 17 años. Sin embargo, nunca imaginó la historia que le tocaría vivir a su lado: tras un año de matrimonio, su ex-marido empezó a maltratarla a base de manotazos y patadas, llegando incluso a provocar que una de sus hijas naciera a los siete meses. Debido a este maltrato constante y al nacimiento de su cuarto hijo, María José decidió que era momento de cortar con esa situación e irse a vivir sola con sus hijos, quienes tienen muy claro la forma de ser de su madre y la defienden ante cualquier persona que quiera ofenderla.
Usando su cuerpo como lienzo y su voz para llegar a todas aquellas mujeres que, como ella, han sido maltratadas, María José es un ejemplo de superación y de valentía. Cada modificación que ha realizado en su cuerpo esconde una pequeña parte de la historia que tuvo que cambiar para sacar adelante a sus cuatro hijos. Nunca esperó que esas transformaciones le dieran proyección tanto a nivel nacional como internacional, lo que actualmente agradece, ya que le sirven de gran ayuda en su único objetivo: ayudar a las mujeres que han sufrido la misma situación que ella. Cristerna pretende construir alguna fundación con ayuda del gobierno y de personas que se sientan como ella, a la que las mujeres se acerquen y donde puedan hablar.
A pesar de que muchas personas puedan criticar su aspecto físico, de lo que nadie duda es de que esta mujer es un gran ejemplo a seguir, ya que consiguió salir del pozo en el que se encontraba para poder volver a disfrutar de la vida. A su manera, eso sí, pero saliendo adelante y disfrutando, que es lo que verdaderamente importa.

¿Esto de qué va?

¡Hola! ¡Bienvenido a Pimp your Body! Éste es un blog acerca de modificaciones corporales. Una modificación corporal es un cambio permanente o semipermanente que se realiza en el cuerpo humano por motivos ajenos a cuestiones de salud. Suelen atenerse a motivos espirituales, religiosos, estéticos, sociales o sexuales, extendiéndose desde una decoración socialmente aceptada (como unos pendientes en las orejas) a simple cirugía estética o a una declaración provocativa del rebelde (como la lengua bífida).

Existen muy diversos tipos de modificaciones corporales. Entre los más destacados podemos encontrar los siguientes:

  • Tatuajes: Un tatuaje es una modificación del color de la piel en la que se crea un dibujo, una figura o un texto con tinta o con algún otro pigmento bajo la epidermis de una persona.

    

  • Piercing: es la práctica de perforar o cortar una parte del cuerpo humano, generalmente para insertar aretes o pendientes.

    

  • Escarificaciones:  Son procesos mediante los cuales se producen escaras en la piel. Las escaras son cicatrices causadas por cortes superficiales o profundos en la dermis. Estas heridas producen una costra que por lo general es de color oscuro, resultante de la muerte de tejido vivo. Es un método que actualmente se emplea con frecuencia como una forma de tatuaje.

    

  • Branding: técnica con la que se consiguen resultados muy similares a los logrados mediante escarificaciones. También consiste en producirse escaras en la piel, pero esta vez a causa de quemaduras realizas por fuego.

    

  • Implantes subdérmicos: Un implante subdérmico es cualquier tipo de joyería corporal que es colocado bajo la piel, provocando que el cuerpo sane sobre el implante creando así un diseño levantado. Es muy frecuente emplear estos implantes  junto a otros tipos de modificaciones corporales para crear un efecto dramático más completo.

    

  • Dilatación del lóbulo: La mayoría de las personas podemos estirar el lóbulo de la oreja hasta 1 cm. y esta retornará a su forma original al quitar los aretes (aunque esto no siempre ocurre). Esta práctica produce un estiramiento gradual del lóbulo por medio de la inserción de artilugios cada vez más grandes. Una vez que el límite de elasticidad de la piel se ha alcanzado o una gran cantidad de tejido adicional se ha construido, el agujero nunca volverá a cerrarse completamente.

    

  • Bifurcación de la lengua: se trata de un proceso que consiste en partir la lengua en dos partes iguales por la zona media de la misma, de manera que ésta queda muy similar a la lengua de una culebra o un lagarto. La profundidad del corte depende del gusto de quien se someta al procedimiento, pero geralmente es un máximo de 5 cm, dependiendo de la anatomía de la persona. En la mayoría de los casos, la separación es creada a través del escalpelo láser o quirúrgico, por lo que se trata de un método largo, arduo, y que requiere una alta tolerancia al dolor.

    

  • Limado dental: El afilado de los dientes es una técnica de modificación corporal en la que las personas modifican sus dientes naturales para crear el aspecto o forma deseada. La más común es la de diseñar los dientes en forma puntiaguda, asemejándose así a un animal carnívoro.

    

  • Tightlacing: También llamado “entrenamiento del corsé” y “entrenamiento de la cintura”. Esta práctica consiste en usar un corsé fuertemente atado para lograr modificaciones extremas de la figura y la postura, al modificar en cierto modo los huesos de la caja torácica. Los que practican tightlacing son llamados tightlacers.

    

  • Implante extraocular: Consiste en la implantación de joyas en la capa superficial del globo ocular. Esta práctica aún no está tan extendida como las demás debido a la peligrosidad de la misma. Emplea una técnica invasiva en la que se corta la capa superficial del ojo, lo que podría causar eventualmente una infección o complicación severa.

  • Chaquiras genitales: Práctica consistente en insertar permanentemente pequeñas perlas y cuentas hechas de diferentes materiales debajo de la piel de los genitales (en los labios mayores o el prepucio). Generalmente es utilizada para aumentar el placer sexual durante el coito.

Puesto que como hemos visto, las modificaciones corporales son muchas y muy variadas, en este blog vamos a centrarnos sólo en algunas de ellas. De este modo, trataremos el tema del body piercing, tatuajes, escarificaciones y dilataciones con especial atención, olvidándonos de las otras mencionados en la anterior lista y de todas las relativas a la cirugía estética.

Si quieres saber cómo jugar con tu cuerpo y sacarle el máximo partido a estas modificaciones, ¡síguenos! 😉